Desde épocas anteriores hasta la actualidad el mundo ha cambiado, pero incluso la mujer también sus derechos, necesidades y la forma de ver la vida. Sin embargo, nuestras madres que vivieron es una generación de cambios entre lo viejo y lo nuevo, dieron todo lo mejor por educarnos.

Aunque ellas en esos tiempos apenas tenían las herramientas para afrontar esos cambios en el que ellas se estaban adaptando también, hicieron una gran labor. Por eso hoy en día nosotras tenemos la oportunidad y las herramientas para aconsejar a la nueva generación de mujeres que está por venir, y decirles todo lo que nos hubiera gustado que no dijeran a nosotras.Sigue leyendo haciendo clic abajo en donde dice “Clic Aquí Para Seguir Leyendo“.